Thursday , June 29 2017
Home / Curiosidades / ¿Te despiertas a las 3 de la madrugada y ya no puedes volver a dormirte? Te explicamos todo acerca de este misterioso fenómeno…

¿Te despiertas a las 3 de la madrugada y ya no puedes volver a dormirte? Te explicamos todo acerca de este misterioso fenómeno…

Despertar a las 3 de la madrugada, es un fenómeno muy común, que suele afectar a un gran número de personas alrededor del mundo. Si bien hay quienes asocian este hecho con algún tipo de fenómeno espiritual o místico, está comprobado científicamente que despertar a las 3 de la madrugada (aproximadamente), y luego no poder volver a conciliar el sueño, es un padecimiento relacionado con el sueño, el cual puede llegar también a ser grave si se repite de manera muy regular.

Este transtorno del sueño se asocia a la ansiedad, y es por esto, que es de suma importancia saber todo sobre él, para poder manejarlo y cuidar nuestra salud física y emocional.

DESPERTAR A LAS 3 DE LA MADRUGADA Y NO PODER VOLVER A CONCILIAR EL SUEÑO

 

¿Por qué me despierto sobre las 3 de la madrugada y ya no vuelvo dormirme?
¿Por qué me despierto sobre las 3 de la madrugada y ya no vuelvo dormirme?

 

Este es un hecho sumamente común, que debemos de aprender a tratar sin mayores dificultades. Es sumamente normal que personas que convivan bajo mucha presión y ansiedad, padezcan de este tipo de transtornos relacionados al sueño.

Mira cuales son algunos síntomas frecuentes de este padecimiento:

  • Sentir inquietud y nerviosísmo al momento de despertarse en dicha hora.
  • Presencia de taquicardia y pulsaciones cardíacas fuertes.
  • Transpiración.
  • Imposibilidad de volver a conciliar el sueño, y debido a esto, la tendencia de pensar demasiado en nuestros problemas e inquitudes.
  • Levantarnos de mañana sumamente cansados y agotados.

Es muy común que este fenómeno se repita un par de veces a la semana.

LA ANSIEDAD Y EL HECHO DE DESPERTAR A LAS 3 DE LA MADRUGADA

Es importante autoevaluarnos. Si comienzas a notar que este fenómeno se repite de manera muy regular en la semana, pregúntate a ti mismo si estás preocupado o alterado por cualquier tipo de situación en tu entorno, ya sea social, laboral, familiar, o de cualquier otro tipo.

La tensión que se acumula dentro de nosotros, debido a la presencia de este tipo de problemas, son capaces de hacer que al momento de conciliar un sueño profundo, el organísmo reaccione alterándose, lo que nos lleva a despertarnos de manera brusca y exaltada.

La ansiedad es capaz de alterar de manera directa nuestro sistema nervioso central, haciéndo así que empiecen a efectuarse cambios bioquímicos en nuestro organísmo, los cuales llevan a afectar los ciclos normales de la vigilia y el sueño.

Es muy común que cuando estamos bajo mucha ansiedad o presión, nos cueste demasiado conciliar el sueño al acostarnos por la noche, y cuando al fin lo hemos logrado, al llegar a la etapa REM (etapa de sueño profundo), el organísmo enviará señales a nuestro cerebro, las cuales consisten en cierto tipo de amenaza (producida por la ansiedad), las cuales harán que nos despertemos de golpe.

De esta manera, es como la ansiedad y la preocupación en exceso, generarán una especie de “alerta” en nuestro sistema nervioso central, el cual se encargará de evitar que lleguemos a conciliar el sueño de manera profunda.

Generalmente, la etapa REM suele darse entre las 3 y 4 horas posteriores a habernos quedado dormidos (generalmente es a las 3 o 4 de la madrugada), y es en este preciso momento, cuando nuestro cerebro nos enviará la señal de despertar.

Nuestros neurotransmisores se alteran, y provocan este padecimiento relacionado con el sueño. Sin duda alguna, nuestro organísmo es demasiado inteligente, como para percibir nuestro estado de ánimo y manifestarlo en nuestro estilo de vida.

¿Cómo hacerle frente a este transtorno del sueño?

Despertar a las 3 de la madrugada, o horas cercanas, es un padecimiento del sueño relacionado a la ansiedad, por lo que para tratarlo, debemos en primer lugar, intentar eliminar la fuente que lo origina.

  • Identifica el problema: Intenta establecer cual es aquél motivo que te está ocasionando sentirte demasiado ansioso y preocupado.
  • Cambios en tu vida: intenta darle lugar a nuevos hábitos diarios, que puedan llevarte a sentirte menos tensionado y preocupado. Realiza actividades que sean de tu agrado, y mediante las cuales puedas liberar ansiedad y tensión acumulada.
  • No te acuestes de inmediato luego de cenar: Prueba tomar un paseo de al menos media hora antes de ir a la cama y luego de cenar. Te aseguramos que este simple acto, te ayudará a dormir mucho mejor por las noches.
  • Toma un baño relajante antes de ir a dormir: Un baño con agua caliente antes de ir a la cama, te ayudará a eliminar tensiones acumuladas en tu organísmo. Vé a la cama, nunca pensando que debes de dormir para rendir excelente en el próximo día, ya que este pensamiento será tomado como una orden por el cerebro, y este, lo que menos necesita es tensión y presión. Solo relájate y disfruta de ir a la cama.
  • Vacía tu mente: Al momento de ir a dormir, intenta despejar tu mente; no pensar en nada. Sabemos que esto puede llegar a ser una tarea algo difícil de realizar, sobre todo si vivimos bajo demasiadas presiones, y es por esto que te recomendamos algunos tips para llevarla a cabo, tales como lo pueden ser leer un libro o bien, meditar con música suave, antes de ir a dormir.
  • Vigila la temperatura de tu habitación: Primero que nada, cerciórate de que tu habitación este ventilada, y con aire fresco y puro al momento de ir a dormir. Luego de esto, recuerda que los expertos establecen que la temperatura más acorde del ambiente al momento de ir a dormir, ronda alrededor de los 20ºC.

 

Comentarios

Comentarios

error: Content is protected !!