Thursday , June 29 2017
Home / Alimentacion Saludable / Prepara estos malvaviscos saludables ¡Y PODRÁS COMER TANTOS COMO DESEES!

Prepara estos malvaviscos saludables ¡Y PODRÁS COMER TANTOS COMO DESEES!

Con estos malvaviscos saludables podrás disfrutar de una rica golosina y brindarle algo sano a toda tu familia. El exceso en el consumo de azúcar puede afectar negativamente tu salud. Por esto, te presentamos un preparado simple, ideal para un postre de niños, sin correr ningún riesgo.

Las golosinas regulares y el exceso de azúcar.

 

malvaviscos saludables
Cómo hacer malvaviscos caseros tan saludables que tu podrás comer las cantidades que desees

 

Los malvaviscos son muy populares en todo el mundo. Están presentes en picnics, campamentos, festividades y siempre que se elabora un chocolate caliente. Sin embargo, esta golosina que no posee ningún tipo de grasa, posee altos niveles de azúcar.

Sólo un malvavisco regular, posee alrededor de 4 gr de azúcar. El problema real reside en que rara vez se consume sólo uno. Al añadirlo en tu taza de chocolate caliente, estarás consumiendo alrededor de 29 gramos de azúcar, 400 calorías vacías. Para que puedas realizar una comparación, ten presente que los especialistas aconsejan aproximadamente 6 gr de azúcar al día.

Las calorías vacías no aportan ningún tipo de nutriente. Por el contrario, este exceso nos guía hacia el aumento de peso paulatino, fomentando el sobrepeso y la obesidad. El azúcar se relaciona directamente a enfermedades del corazón, varios tipos de cáncer, niveles elevados de colesterol, diabetes, adicción a la comida, etc.

¿Cómo elaborar malvaviscos saludables?

Para cambiar este mal hábito y buscar opciones mejores, hemos decidido compartir contigo una receta de malvaviscos saludables deliciosos. Nadie en tu familia notará la diferencia, mientras que tú cuidas su salud de la manera correcta.

Para realizar estos malvaviscos saludables necesitarás:

  • 1 1/2 cucharadas de gelatina sin sabor.
  • 1/2 taza de agua bien fría.
  • 1/2 taza de miel pura.
  • 1/8 cucharadita de sal.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • termómetro de comidas.
  • molde para pan.
  • papel manteca o papel pergamino.
  • aceite vegetal en aerosol.

Preparación:

1. Toma el molde para pan y cúbrelo por completo con el papel manteca. No importa si sobresale por los costados. Rocía el aceite vegetal por todo el papel, esto evitará que la preparación se pegue.

2. En un bol, coloca 1/4 de la taza de agua y agrega la gelatina. Disuelve bien y deja reposar a un costado para que suavice.

3. En una cacerola mediana agrega la sal, la miel y el 1/4 de agua restante. Llévala a un fuego medio y deja que tome una temperatura de 115º C. Como es una pequeña cantidad de preparado, puede que te resulte difícil conseguir la temperatura precisa. Esto te llevará unos 8 minutos, aproximadamente.

¡TIP!

Si no posees termómetro de caramelo, puedes realizar un truco casero. Toma un recipiente con agua helada y deja caer una gota del preparado hirviendo. Si se forma una bolita suave al entrar en contacto con el agua, ¡está listo!

4. Una vez alcances la temperatura ideal, retira inmediatamente del fuego.

5. Toma el preparado caliente y déjalo caer sobre la solución de gelatina. El jarabe debe caer por las paredes del bol, no directamente sobre la mezcla. Con mucho cuidado, mezcla a medida que cae.

6. Cuando ambas preparaciones estén bien unidas, agrega la vainilla y sube la velocidad del batidor. Bate hasta formar un merengue espeso y esponjoso.

7. Vierte la preparación en el molde que habías preparado. Sin tapar, deja reposar por alrededor de 12 horas, para que seque. Idealmente, puedes prepararlo a la noche y servir al otro día.

Comentarios

Comentarios

error: Content is protected !!