Wednesday , November 21 2018
Home / Curiosidades / Maneras en que tu cuerpo te dice que tu HÍGADO ESTÁ DAÑADO

Maneras en que tu cuerpo te dice que tu HÍGADO ESTÁ DAÑADO

Nuestro cuerpo es el mejor especialísta, a la hora de alertarnos sobre padecimientos y enfermedades futuras. En casi todos los casos, el organísmo envía señales de alerta, también denominadas síntomas, las cuales nos avisan ante un futuro padecimiento. Frente a un hígado dañado, tu cuerpo te enviará una serie de señales, que a continuación te explicaremos en detalle.

SIGNOS DE UN HÍGADO DAÑADO

El hígado es sin duda alguna, uno de los órganos con mayores funciones relevantes dentro del organísmo. Este órgano, se encarga de depurar y limpiar a nuestro organísmo, expulsando todo tipo de bacterias y toxinas que ingresen en él. Es por esto, que es muy importante atender responsablemente un hígado dañado, y más que nada, teniéndo en cuenta las dietas no tan saludables del mundo occidental, hoy en día.

Mira a continuación, cuales son las principales señales que tu cuerpo te enviará, ante un hígado dañado.

1. METABOLÍSMO ANORMAL

  • Desequilibrios en los niveles de grasa en nuestro organísmo. Nivel de colesterol y triglicéridos elevado.
  • Arterias bloqueadas; presión arterial alta, derrames cerebrales, ataques cardiovaculares.
  • Acumulación de grasa en los órganos del cuerpo.
  • Bultos y tumores de grasa en la piel.
  • Aumento de peso; obesidad.
  • Problemas para perder peso (incluso si se sigue una dieta).
  • Metabolísmo lento.
  • Hinchazón abdominal.
  • Celulitis.
  • Hígado graso.
  • Grasa abdominal y en los alrededores del abdomen.

2. PROBLEMAS DIGESTIVOS

  • Indigestión.
  • Reflujo.
  • Hemorroides.
  • Enfermedades relacionadas a la vesícula biliar.
  • Intolerancia a los alimentos grasos
  • Intolerancia a las bebidas alcohólicas.
  • Náuseas y vómitos.
  • Distensión abdominal.
  • Estreñimiento.
  • Síndrome del intestino irritable
  • Dolor en la zona del hígado (especificamente en la zona de la esquina superior derecha del abdomen e inferior de la caja toráxica derecha).

3. PROBLEMAS DE AZÚCAR EN SANGRE

  • Hipoglucemia y niveles elevados de azúcar en sangre.
  • Deseos constantes de comer azúcar.
  • Inicio de diabetes madura (tipo 2).

4. PROBLEMAS EN EL SISTEMA NERVIOSO

  • Depresión e inestabilidad emocional.
  • Problemas al concentrarse y al memorizar.
  • El cuerpo se sobrecalienta, particularmente las zonas del rostro y el torso.
  • Dolores de cabeza, migrañas y náuseas frecuentes.

5. DISFUNCIÓN INMUNE

  • Dermatitis, fiebre, alergias, sinusitis, urticaria.
  • Sensibilidad importante a los alimentos y a los productos químicos.
  • Erupciones e inflamación en la peil.
  • Aumenta el riesgo de padecer enfermedades autoinmune.
  • Síndrome de fatiga crónica.
  • Fibromialgia.
  • Infecciones virales, bacterianas y parásitos frecuentes.

6. SIGNOS EXTERNOS QUE ADVIERTEN DE UN HÍGADO DAÑADO

  • Lengua sucia.
  • Mal aliento frecuente.
  • Erupciones en la piel.
  • Picazón en la piel (prurito)
  • Exceso de sudoración.
  • Mal olor corporal.
  • Ojeras.
  • Coor amarillento en los ojos y zonas cercanas.
  • Ojos hinchados y rojos (con picazón).
  • Acné rosácea (granos y espinillas alrededor de la nariz, en las mejillas y la barbilla)
  • Manchas hepáticas en la piel.
  • Picazóln e irritación en manos y pies.
  • Rostro siempre enrojecido o excesivos vasos sanguíneos (capilares faciales/venas).
  • Desequilibrios hormonales.
  • Intolerancia a medicamentos como la terapia de reemplazo hormonal o la píldora anticonceptiva (ej. efectos secundarios).
  • Síntomas de la menopausia, relacionados a sofoco y falta de aire.
  • Síndrome premenstrual delicado.

CÓMO CURAR UN HÍGADO DAÑADO

Para curar un hígado dañado, no hace falta más qu cambiar ciertos hábitos de nuestra vida diaria, relacionados a la alimentación y la higiene personal.

¿Sabías también que el hígado es el órgano de las emociones, y es por esto que influye tanto en nuestro estado de ánimo?

Mira a continuación, algunos tips a tener en cuenta, a la hora de tratar un hígado dañado.

  • Puedes empezar por implementar rutinas suaves de ejercicio diario a tus días (yoga o caminatas por ejemplo).
  • Cuida tu dieta; intenta consumir menos grasas y azúcares, y más frutas y vegetales frescos.
  • Consume probióticos de buena calidad.
  • Considera también ciertas hierbas, como el diente de león, el cardo mariano y la alcachofa.
  • Descansa lo necesario (pero no lo hagas de inmediato después de comer).
  • Aprende a manejar tus emociones (especialmente la ira).

Ya lo sabes entonces, para tratar un hígado dañado, solo deberás de seguir esta serie de pasos saludables, que en poco tiempo te harán sentir ¡lleno de salud, energía y longevidad!

 

Comentarios

Comentarios

error: Content is protected !!